Piedad Bonnett y Yolanda Reyes, califican la lectura infantil como un motivador para el desarrollo de la creatividad. Invitan a no confundir literatura con enseñanza de lecciones.